Barroco, neobarroco y modernismo: una propuesta de historia estética latinoamericana

Seminario de Doctorado
Docente/s a cargo: 

El seminario propone articular literatura y artes plásticas a partir de un enfoque comparatista. Siguiendo las postulaciones del Informe Bernheimer (1995) respecto del modo de practicar la literatura comparada, no solamente se ocupa de las relaciones inter e intradiscursivas sino que apunta asimismo a vincular a la literatura con otras artes. Este principio metodológico se erige en criterio para organizar un sistema en el que se establecen continuidades entre fenómenos estéticos propiamente latinoamericanos.

Si la afirmación sobre la condición latinoamericana del modernismo y el neobarroco no reclama mayor demostración, en cambio el señalamiento del barroco como fenómeno americano exige una justificación más rigurosa. En parte está amparada por Ángel Rama –para quien sin el oro que Europa expolió de América hubiera resultado inconcebible esa estética- y en parte por José Lezama Lima, quien reorganiza la fórmula del “arte de la Contrarreforma” en el “arte de la contraconquista”. Así logra integrar ciertas manifestaciones religiosas promovidas en el continente por el impacto de la presencia jesuítica.

El señalamiento según el cual el neobarroso no tiene un suelo firme donde asentarse en América exige la exploración de lo que se conoció como barroco de Indias a través de dos figuras como Sor Juana Inés de la Cruz y Carlos de Sigüenza y Góngora en el virreinato de Nueva España. La circunstancia de que la Primavera Indiana esté dedicada a la Virgen de Guadalupe inicia un recorrido por la iconografía religiosa que se combina con la indagación de las imágenes referidas por Lezama Lima y la exaltación del indio Kondori como representante cabal de la transculturación americana. Correlativamente se convoca el barroco brasileño, tanto en la producción poética de Gregório de Matos como en la escultórica del Aleijadinho, definiendo la originalidad del ejercicio en tierras de la corona lusa.

Tanto el barroco -y su secuela neobarroca- como el modernismo justifican el tramado de un sistema literario latinoamericano que se expande también como sistema artístico. Si el barroco fue la primera tentativa de creación de una producción estética autóctona que aplicara la deformación contenida en el “berrueco” a la expresión americana, el modernismo fue el único fenómeno que surgió en Latinoamérica, se extendió por su territorio (superando la esquemática división nacional de las literaturas) e impactó sobre España estableciendo la originalidad latinoamericana. Al barroco como arte de la contraconquista le corresponde el modernismo no como arte de la independencia -esa función corrió por cuenta de los ajustes locales del romanticismo- sino de la consolidación de los Estados-nación, entre fines del siglo XIX y principios del XX; la contraconquista consistió entonces en aplastar la pobretería de la cultura española con un despliegue estético inconcebible en la península. A su vez, en lugar de la transculturación operada durante la colonia, el modernismo promovió una recuperación de la literatura y el arte franceses de la época, poniendo en entredicho la categoría de “influencia”.

Mientras en el recorrido del programa sobresale en el barroco la poesía como modo expresivo y en el neobarroco se opta por el ensayo a modo de estrategia de justificación estética, en el caso del modernismo se escogen tres discursividades: la poesía, la narrativa y la crónica, indagadas de manera contrapuntística a través de autores pareados: Rubén Darío y Julián (poesía), José Asunción Silva y Bernardo Couto Castillo (narrativa) y José Martí y Enrique Gómez Carrillo (crónica), con sus respectivas referencias artísticas (rococó, prerrafaelismo, art déco).

La articulación de las tres poéticas con sus respectivas asociaciones plásticas apunta a la formulación de un sistema estético latinoamericano que constituye uno de los aspectos programáticos para el estudio de la cultura latinoamericana en la contemporaneidad.

Nota: El seminario se dicta en la Sede 25 de Mayo (25 de mayo 221, CABA)

Se pospone el inicio al lunes 23/04/18.

Inscripción Abierta
Fecha de inicio: 
14/05/2018
Carga horaria: 
36 horas
Creditos: 
Hasta 12
Días, horario y aula: 
Lunes, de 17 a 21 hs., en sala del INDEAL (25 de mayo 221, CABA, 5to. piso)
Año: 
2018
1º Cuatrimestre
Programa: